Natación contracorriente


Se trata de una sencilla fórmula que nos permite nadar con total comodidad sin importar el tamaño, forma y diseño de la piscina. Los equipos de natación contracorriente permiten nadar sin límite de espacio.

 

Estos equipos se componen  básicamente de una bomba que provoca un torbellino en el agua en dirección contraria a la que lleva el nadador. El nadador se enfrenta a la resistencia que opone una fuerte corriente de agua burbujeante, lo que permite practicar cualquier estilo de natación sin moverse del sitio. La boquilla de impulsión es orientable en todos los sentidos y permite regular la potencia del chorro del agua.

 

Consulten precios a través de nuestros comerciales

que le asesoraran sin ningún compromiso